Intercambio al extranjero, miedos e inseguridades

¿Tu hijo se va de intercambio al extranjero? ¿Y si le pasa algo? ¿Estará bien tan lejos? ¿Sabrá adaptarse? Son muchas de las preguntas que inundan a los padres respecto a su hijo cuando éste se va ausentar por primera vez del hogar, durante un periodo de tiempo considerable y en un país diferente.

Intercambio al extranjero

De hecho, los miedos e inseguridades de los padres que les llevan a estas preguntas tienen una base en común, la preocupación respecto de si la educación que se le ha brindado a su hijo  desde que nació, le permitirá desenvolverse en un nuevo entorno sin su ayuda directa. Y es esto lo que precisamente más ansiedad y miedos suele generar ¿Qué podemos hacer para afrontar esta situación?

Continuar Leyendo…

Aumentan los casos de voz cansada a causa del ‘friocondicionado’

Voz cansada logopeda

Después de un duro invierno, del frío, las chaquetas… Por fin llega el verano y todos estamos de muy bien humor, contentos porque se acercan las vacaciones y podemos ir a la playa, la piscina, fiesta arriba fiesta abajo… Pero también llega el calor y el bochorno. Y como somos muy astutos, sabemos combatirlo con los aires acondicionados, las bebidas frías, los helados… Entonces, ya no nos preocupa el calor. Pero, ¿sabéis lo perjudicial que es el “friocondicionado” para nuestra garganta, para nuestra voz?

Para ponernos en situación: la voz sale de la laringe (situada en la garganta). Justamente es una de las válvulas de entrada del aire a los pulmones. Es la encargada de que el aire que respiramos coja la temperatura adecuada para llegar a los pulmones y que estos no cojan infecciones. Para hablar necesitamos aire espirado (de salida) es decir aire “natural”, que previamente el cuerpo ya se ha encargado de ponerlo a la temperatura adecuada. Pero no pasa lo mismo con el de entrada, sobre todo en verano.

Continuar Leyendo…

Signos de alerta en el desarrollo del lenguaje

18-desarrollo-del-lenguaje

En los últimos años, se aprecia un avance acelerado en el desarrollo social de los niños. Cada vez queremos que nuestros hijos e hijas caminen antes, aprendan a comer solos antes, hablen antes… Pero la naturaleza tiene su propio ritmo y hay que respetarlo. El crecimiento infantil viene condicionado por la maduración neurológica y todo debe ir en consonancia.

Este artículo se centra en el desarrollo del lenguaje. Cada vez más familias acuden al pediatra y al logopeda con consultas como: “mi hijo no habla, tartamudea, mi hija no construye frases correctamente…”. Hasta cierto punto es normal la preocupación en torno a este tema, pero hay que tener en cuenta que el lenguaje, como cualquier aprendizaje, tiene su propio proceso de evolución.

La presión, en ocasiones, también llega por parte de la escuela y de la sociedad. Se establece que los niños y niñas a partir de 3 años deberían tener cierto nivel de lenguaje, ya que a esta edad se produce un gran avance en ésta y otras áreas.

Como en todo proceso de desarrollo, existen signos que nos alertan de que algo no está siguiendo su curso natural; por ejemplo, que exista un tartamudeo más allá de los 4 años, que el niño con menos de 1 año no produzca ningún sonido, que no señale, que no se gire a la fuente de sonido… Dichas señales pueden clasificarse en función del desarrollo natural del lenguaje.

Para poder conocerlos, identificarlos y decidir si suponen una alteración de lenguaje, os invitamos el día 30 de julio a las 18:30h a una de las sesiones gratuitas que realizamos en ISEP Clínic Barcelona.

En la sesión, aprenderemos a identificar los signos de alerta que puede haber en el lenguaje dependiendo de la franja de edad en la que nos encontramos; abarcaremos ejemplos de casos que oscilan entre los 0 y los 9 años, y además, habrá espacio para una ronda de preguntas y un posterior debate que os ayudará a resolver cualquier duda y/o curiosidad sobre un tema tan actual e importante como es el desarrollo del lenguaje durante la infancia.

Podéis solicitar plaza en la sesión a través del siguiente link

¡Fuera el pañal!

fuera pañalCon el buen tiempo podemos pensar… ¡fuera pañal! Ya que con el calor los niños llevan menos ropa y es más fácil que use el orinal de forma correcta, además  las vacaciones de verano son la época perfecta para quitarle el pañal a nuestro hijo, ya que,  los padres tienen más tiempo para atenderle (sin las prisas del trabajo, horarios…), y ser más pacientes, comprensivos y tolerantes. Continuar Leyendo…

Recursos económicos y didácticos para que los niños no se aburran en verano

Recursos económicos y didácticos para que los niños no se aburran en verano

Es verano, los niños ya no van al colegio y la reducida economía familiar no permite apuntarlos a actividades como colonias o escuelas de verano. ¿Qué opciones tienen los padres para que sus hijos no se aburran? Laura Aut, psicóloga de ISEP Clínic Barcelona, propone recursos económicos e imaginativos que ayudan a los niños a adquirir habilidades sociales a la vez que se divierten.

  • Quedarse en casa.
    Si la vida laboral de los padres lo permite, pueden reducir su jornada o trabajar a distancia. Algunas de las actividades que se describen a continuación ayudarán a los progenitores a alejarse de la tentadora opción de encender la televisión o la consola para que sus hijos pasen el tiempo.

    • Promover la autonomía de los peques: al contar con más tiempo libre se les puede pedir que ayuden en las tareas del hogar (hacerse la cama, ayudar a preparar la comida o implicarse en la limpieza general) o se encarguen de pequeñas compras (ir a buscar el pan o comprar unos helados para postre), siempre promoviendo actividades acorde con su edad.
    • Hacer los deberes: los niños deben mantener ciertas rutinas aunque sea verano. Deben levantarse a una hora concreta y no dejar que duerman hasta media mañana, ocupar un tiempo para hacer los deberes, comer a horas ‘normales’ e ir a dormir no muy tarde. Esto les ayudará a adaptarse más rápido en septiembre a la vida escolar.
    • Ocupar una parte del día con actividades en familia que la rutina diaria no permiten: paseos por la montaña o la playa, juegos en el parque, ir de picnic, una tarde en el cine, juegos de mesa… hasta arreglar las plantas de la terraza juntos se puede convertir en algo divertido.

Continuar Leyendo…