Dispareunia

¿Siente dolor genital durante la relación sexual? ¿Este dolor se presenta habitualmente durante la actividad sexual? ¿Esta situación le provoca malestar y su relación de pareja queda resentida? ¿Se siente preocupada/o y culpable por esta situación ocurre con tanta asiduidad? ¿Evita las relaciones íntimas para no enfrentarse a este problema?


Descripcion del trastorno

Forma parte de los trastornos sexuales por dolor, en el que la persona siente dolor genital continuo y constante antes, durante o después de la relación sexual. Se da tanto en hombres como en mujeres, aunque es más frecuente en mujeres (1-2%) a veces asociada a vaginismo.

La alteración, en el caso de la mujer, no está provocada únicamente por falta de lubricación o por un vaginismo. El dolor puede ser profundo, agudo, con punzadas momentáneas, o simplemente consistente en una fuerte molestia. También el dolor puede ser una combinación de todas ellas y aunque el coito puede tener lugar pese a que la mujer sufra, quizá resultará poco agradable para ambos.

Está relacionada con la educación, experiencias sexuales negativas, ansiedad o excitación insuficiente.


Abordaje terapéutico

La terapia sexual de Masters y Johnson se basa en la desensibilización sistemática o exposición, en el entrenamiento del músculo pubocoxígeno y en la inserción de dilatadores vaginales de tamaño creciente.  El tratamiento por exposición, la psicoeducación y otros ejercicios suelen ser una combinación que se  va planteando a lo largo de las sesiones terapéuticas en función de los logros obtenidos.

Si la dispareunia es el resultado de factores psicológicos que impiden la excitación sexual, el principal objetivo del tratamiento es ayudar a la persona a disfrutar de la relación sexual y a excitarse durante ella. Para el tratamiento se recurre al  programa de focalización sensorial y las dificultades que éste plantee.

Puede ser beneficioso el consejo acerca de posiciones, por ejemplo la posición lateral, en las que es más probable que no se produzca una penetración completa, disminuyendo así la ansiedad y disfrute el coito.

La colaboración de la pareja es fundamental y puede ayudar prolongando el juego previo cuanto sea necesario hasta que se produzca la lubricación vaginal suficiente, utilizar un lubricante cuando intente cualquier forma de penetración. La mujer a su vez debe separar ampliamente los muslos y doblar las rodillas para facilitar la penetración. Cuando su compañero la penetre, tiene que inclinarse un poco hacia abajo, obteniendo la relajación de sus músculos vaginales.

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies