Pesadillas

¿Se despierta durante la noche o en siestas de forma repentina provocado por sueños terroríficos? ¿Son sueños prolongados que le dejan recuerdos vívidos? ¿Estos sueños presentan un contenido centrado en amenazas para la propia supervivencia, seguridad o autoestima? ¿Una vez despierto se recupera rápidamente y está orientado? ¿Las pesadillas, o la alteración del sueño determinada por los continuos despertares, provocan malestar? ¿Provocan deterioro en sus relaciones sociales, laborales o de otras áreas importantes de su actividad?


Descripción del trastorno

Las pesadillas son despertares repetidos durante el período de sueño mayor o en las siestas diurnas, provocados por sueños terroríficos y prolongados que dejan recuerdos vívidos y cuyo contenido se centra en amenazas para la propia supervivencia, seguridad o autoestima. Suelen ocurrir durante la segunda mitad del sueño. Al despertarse la persona recupera rápidamente el estado orientado y de vigilia.

La prevalencia es de 10-15% en niños y en adultos no se conoce. Las mujeres demandan más ayuda que los hombres.

Se puede confundir con otros trastornos como: Terrores Nocturnos (en el primer tercio de la noche y en NREM, imágenes aisladas, despertar confuso, parcialmente despierto y no recuerda nada); Narcolepsia (somnolencia excesiva y cataplejía); Crisis de angustia nocturnas (conciencia de los síntomas vegetativos y sin componentes oníricos); Otros trastornos mentales (TEPT, afectivos, ansiedad, etc.); Trastorno del sueño debido a enfermedad médica o inducido por sustancias.


Abordaje terapéutico

Los estudios han llegado a la conclusión que es la terapia cognitivo conductual la mejor elección para su tratamiento ya que los fármacos no han tenido buenos resultados para el tratamiento de las pesadillas.

El tratamiento psicológico normalmente consiste en afrontar el contenido de los sueños y dejar de evitar los recuerdos de las pesadillas, aceptando las emociones que las acompañan. También técnicas de imaginación como establecer en el proceso de tratamiento un final alternativo para ese sueño, reestructuración cognitiva, relajación y exposición a la pesadilla.

En la evolución de este trastorno es muy importante la implicación en el proceso de terapia y la no evitación de ciertos recuerdos, afrontando las diferentes imágenes y sensaciones de una forma constructiva. El pronóstico es muy positivo y en unas semanas la persona puede mejorar visiblemente.

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies