Trastorno de la Excitación Sexual en la Mujer

¿Durante la relación sexual no consigue obtener la lubricación propia cuando está excitada? ¿Si ha conseguido la lubricación durante la excitación siente que ésta no se mantiene hasta el final de la actividad sexual? ¿Le provoca mal estar y dolor? ¿Se siente disgustada y decepcionada consigo misma? ¿Se culpabiliza y le provoca problemas de relación con su pareja? ¿Evita tener relaciones sexuales por que no lubrica bien?


Descripcion del trastorno

Es la incapacidad de obtener o mantener la respuesta de lubricación propia de la excitación sexual hasta la terminación de la actividad sexual, de forma repetida y constante. Así como  la sensación subjetiva de excitación sexual y de placer durante dicha actividad.

La falta de excitación sexual no imposibilita que la mujer pueda realizar el coito pero éste no será agradable para ella e incluso puede ser doloroso.

Cuando las experiencias insatisfactorias se acumulan, se inicia una aprensión al prever fracaso, lo cual puede llevar a rehuir los contactos sexuales y como consecuencia aparecen problemas de bajo deseo sexual.


Abordaje terapéutico

Proporcionar una información correcta y reeducar sexualmente a la pareja es imprescindible para conseguir resultados óptimos.

El tratamiento para los trastornos de excitación sexual en mujeres incluye el farmacológico y el psicológico.

Desde la perspectiva cognitivo conductual el abordaje terapéutico se sirve del programa básico de entrenamiento conductual: la focalización sensorial (genital y no genital) y contención vaginal (con y sin movimiento).

Desde la terapia cognitiva se abordan las resistencias a las tareas detectando las cogniciones de base (baja motivación, miedo al fracaso o expectativas negativas respecto a cambios en la relación si la tarea funciona); el bajo deseo sexual: El tratamiento suele ser preferentemente cognitivo. Primero se busca la base cognitiva del problema (detección de cogniciones asociadas a malestar emocional) y después se trabaja en alternativas a las mismas (desarrollo de habilidades de comunicación, expresión de sentimientos y resolución de problemas).

El entrenamiento en fantasías sexuales y el entrenamiento en masturbación, junto con la psicoeducación (ejercicio de Apreciación de sí misma), se plantean como el tratamiento psicológico más adecuado para este trastorno.

A nivel farmacológico se está experimentando con varios fármacos: Vasofém, Dream Cream, Viacrem, prostaglandina E-1, alprostadil, apomorfina, dehidroepiandrosterona (DHEA).

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies