Trastorno del Deseo Sexual

¿No tiene deseos de relaciones sexuales? ¿Se le hace difícil acceder a mantener relaciones sexuales con su pareja y busca excusas para evitarlas? ¿Le genera problemas con su pareja el hecho de no participar a la hora de mantener relaciones sexuales? ¿Resulta dañada su relación de pareja por este hecho? ¿Se siente mal cuando piensa en que no desea o ha disminuido su interés por la actividad sexual?


Descripción del trastorno

El Trastorno del deseo sexual hipoactivo consiste, a juicio del clínico, en la ausencia reiterada y persistente de fantasías sexuales o interés para realizar algún tipo de actividad sexual. Este tipo de alteración afecta tanto al ámbito de la pareja como a la esfera psicológica, creando mucha angustia a la persona que la sufre.

Es muy difícil determinar cuándo una persona sufre inapetencia sexual, debido a las variables interpersonales, por este motivo dejamos que el paciente se auto diagnostique, en base a si la persona (o su pareja) se siente insatisfecha con su nivel de apetencia. Puede tratarse de una discrepancia de deseo sexual en la pareja.

La inapetencia primaria se diagnostica cuando el paciente indica que generalmente y durante casi toda la vida ha estado nada o poco interesado por el sexo. Se trata de un desorden crónico y por lo tanto de difícil pronóstico. Las personas que sufren de una inapetencia primaria suelen requerir una terapia más escalonada, de larga duración, y orientada hacia el cultivo básico de la respuesta sexual.

Más frecuente en mujeres que en hombres. Puede estar asociada a dificultades de excitación o anorgasmia.


Abordaje terapéutico

Los tratamientos adecuados para esta disfunción sexual son: el entrenamiento orgásmico, la Terapia Sexual y Marital (Zinner) y el tratamiento combinado de Hurbert.

El tratamiento combinado de Hurbert tiene como objetivo la satisfacción sexual, la intimidad y el conocimiento mediante técnicas y habilidades en la pareja. Consta de  10 sesiones semanales de 2 horas, en las que se incluye la masturbación directa de la mujer, ejercicios de focalización sensorial, técnicas para incrementar el control voluntario del varón y la técnica del apuntamiento durante el coito.

Más concretamente, para tratar la inapetencia sexual  en un principio se comienza por dirigir la atención hacia los estímulos sexuales: externos e internos; se propone la utilización de material erótico (revistas, novelas, películas, Internet, etc.); se utiliza el Método de Focalización Sensorial; el entrenamiento en fantasías sexuales (Fantasías sexuales, Fantasías sexuales más auto caricias corporales, Fantasías sexuales más masturbación) y se propone a la pareja que realicen ejercicios pre orgásmicos, auto estimulación compartida, auto estimulación compartida más fantasía compartida,  Método de Focalización Sexual, coito, coito con expresión verbal y sexo libre.

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies