Trastorno del Ritmo Circadiano

¿Siente que no duerme bien? ¿Su sueño es habitualmente desestructurado, por lo que respecta a la duración? ¿Trabaja a turnos rotativos, también nocturnos? ¿Se acuesta tarde y se levanta tarde, y le es imposible conciliar el sueño? ¿Le es imposible levantarse a horas más tempranas aunque lo desee? ¿Tiene somnolencia en momentos del día poco adecuados? ¿Realiza con cierta asiduidad viajes transmeridionales a zonas con diferente huso horario?


Descripcion del trastorno

También llamado trastorno del ritmo sueño-vigilia, y se caracteriza por la presencia constante y continua de un patrón de sueño desestructurado, que obedece a una mala sincronización entre el sistema interno de sueño-vigilia y el horario necesario marcado por el entorno y el ritmo social. Puede manifestarse con insomnio o con hipersomnia y se asocian con frecuencia con malestar y falta de energía. Aumenta con la edad.

Se clasifican según el tipo:

  • Sueño retrasado: acostarse y levantarse tarde.
  • Jet lag: somnolencia y alerta en momentos inadecuados tras repetidos viajes transmeridionales.
  • Cambios de turno de trabajo: cambio de patrón debido a turno nocturno o cambio de turno. Afecta a un 60%.
  • No especificado: patrón de sueño avanzado, ausencia de patrón de 24 horas o patrón irregular.

Puede ser difícil de diferenciar de otros trastornos con patrones de sueño retrasados de forma intencional (salir de fiesta); patrones retrasados o avanzados en trastornos mentales (cuadros depresivos o esquizofrenia); inicios de sueño o despertares relacionados con consumo de sustancias (cafeína, nicotina o alcohol).


Abordaje terapéutico

El objetivo terapéutico consiste en ajustar el ritmo biológico con el horario estándar en el que vive el individuo. Resulta muy difícil adelantar el reloj biológico para sincronizar el ritmo sueño-vigilia, intentando que el paciente se duerma antes de la hora que lo hace habitualmente, pero con relativa facilidad puede retrasarse. El primer paso del tratamiento es educar sobre una correcta higiene del sueño, favorecer cambios saludables en el estilo de vida y tratar las comorbilidades psiquiátricas y médicas. El segundo paso es la utilización controlada de zeitgebers(Czeisler, 1981), que permiten re-sincronizar el ritmo del NSQ (grupo de neuronas del hipotálamo) con el medio ambiente.

Las técnicas más utilizadas son:

  • La terapia de comportamiento que incluye pautas sobre higiene del sueño.
  • Fototerapia: la luz se ha identificado como el estímulo más potente para cambiar la fase de los ritmos circadianos humanos.
  • Medicamentos como la melatonina.
  • Cronoterapia (se fija una hora de referencia y se retrasa progresivamente la hora de acostarse hasta que se alcanza la hora óptima de sincronización del ciclo sueño-vigilia).

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies