Trastorno Orgásmico Femenino

¿Le cuesta llegar al orgasmo después de una fase de excitación sexual normal? ¿Puede incluso no que llegue al orgasmo en las mismas circunstancias? ¿Siente que ha variado la intensidad del orgasmo después de una excitación adecuada? ¿Provoca el hecho de no llegar al orgasmo problemas en su relación de pareja? ¿Se siente decepcionada y culpable por no haber alcanzado el orgasmo? ¿Este problema le ocurre de forma habitual?


Descripcion del trastorno

Aunque la persona alcanza un nivel adecuado de excitación, tiene gran dificultad o es incapaz de alcanzar el orgasmo. Es muy habitual que la mujer que no alcanza el orgasmo durante el coito acabe fingiendo que lo tiene para hacer sentir bien a su pareja.

La anorgasmia puede ser primaria (nunca ha sido capaz de alcanzar y experimentar el orgasmo) o secundaria (incapacidad para alcanzar el orgasmo después de un periodo de tiempo en que sí lo conseguía). Anorgasmia generalizada (incapacidad para alcanzar el orgasmo en todas las situaciones) o situacional (incapacidad para alcanzar el orgasmo en una situación concreta).


Abordaje terapéutico

Los ejercicios que se recomendarán dependerán de la naturaleza del problema. Si se trata de una disfunción orgásmica completa primaria, puede ser pertinente un programa de masturbación para ser utilizado por ella misma. El programa de Focalización Sensorial puede continuar de forma paralela con éste.

Si se utiliza el programa de masturbación, una vez la mujer experimenta el orgasmo por sí misma, la siguiente etapa será igual que para la mujer que presenta una disfunción orgásmica situacional (la que no puede alcanzar el orgasmo con su pareja): Durante la Focalización Sensorial genital la mujer puede enseñar al hombre cómo se estimula a sí misma o guiar sus manos para mostrarle la forma en que quiere ser acariciada.

Si la disfunción persiste debe sugerirse la utilización de un vibrador (aclarando previamente las dudas y temores acerca de su empleo). Una vez que el orgasmo ocurra de forma frecuente durante la focalización sensorial genital, puede utilizarse la «maniobra del puente» descrita por Kaplan (1976), para ayudar a la mujer a alcanzar el orgasmo durante el coito: «Maniobra del puente»: Consiste en la estimulación del clítoris durante la contención vaginal combinándola con movimientos pélvicos lentos. Cuando la mujer siente la proximidad del orgasmo debe comenzar a acometer vigorosamente con su pelvis, continuando hasta obtener la estimulación del clítoris, si es posible presionando éste contra el hueso de la pelvis de su pareja. Esto puede llevarla al orgasmo durante el coito.

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies