Trastornos de la Comunicación

¿Tiene un lenguaje escaso para su edad? ¿Muestra dificultad para ampliar vocabulario usando palabras nuevas? ¿Comete errores al hablar? ¿Realiza frases excesivamente cortas para expresarse? ¿Tiene problemas para usar adecuadamente los tiempos verbales? ¿Tiene dificultad para entender las frases? ¿Y para entender las palabras? ¿Muestra apatía ante las diferentes entonaciones de las frases? ¿Tiene dificultad para hacerse entender cuando habla? ¿El lenguaje del niño le parece inmaduro para su edad? ¿Cuándo habla repite sonidos? ¿Y sílabas? ¿Y palabras? ¿Realiza con frecuencia pausas en las palabras? ¿Dice palabras con un exceso de tensión física? ¿Estas dificultades interfieren en su rendimiento académico?


Descripción del trastorno

Este trastorno se caracteriza por una alteración en cualquiera de las fases de la comunicación, ya sea en el momento de la recepción, del procesamiento o de la emisión y puede darse en el lenguaje verbal, no verbal y gráfico. Se puede observar a lo largo del desarrollo del niño o también puede ser adquirido en algún momento concreto. Existen 4 tipos diferentes:

  • Trastorno Del lenguaje expresivo: se caracteriza porque el niño se expresa con un lenguaje limitado, con un uso escaso de las palabras, con errores constantes en la construcción de frases, en la utilización de los verbos y/o en la entonación. Estas dificultades no necesariamente conllevan un retraso en la capacidad intelectual, pero sí pueden asociarse a otro tipo de complicaciones como problemas de comportamiento, en las relaciones sociales o trastornos del aprendizaje.
  • Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo: este trastorno consiste en dificultades graves del lenguaje tanto en la expresión como en la comprensión estando por debajo del nivel normal para su edad. Los niños que sufren este trastorno presentan problemas para entender a los demás y expresarse, por lo que es habitual encontrar otros inconvenientes asociados como agresividad, dificultades de atención, retrasos en el aprendizaje y baja autoestima, entre otros.
  • Trastorno fonológico: En este trastorno el niño no es capaz de pronunciar correctamente los sonidos del habla. El niño tiene un vocabulario y gramática normal, pero no puede producir bien las palabras. Estos problemas de articulación no se relacionan con problemas en la inteligencia, en la audición ni con defectos en el funcionamiento de los mecanismos del habla. Se relaciona con enuresis, problemas en el lenguaje expresivo y comprensivo, dificultad para establecer relaciones sociales y problemas emocionales.
  • Tartamudeo: Se define como una dificultad en el ritmo o fluidez del habla que se produce más frecuentemente de lo que se espera para cada edad. Pero hay que tener en cuenta que no se da de la misma forma en todas las situaciones, pues la influencia del entorno, el tema o las emociones que el niño sienta en ese momento pueden interferir en el desarrollo del habla. Encontramos 3 subtipos (repetición, bloqueo y prolongación) y pueden darse de forma aislada o combinada.
  • Trastorno de la comunicación no especificado: Esta categoría se reserva para trastornos de la comunicación que no cumplen los criterios específicos, como un trastorno de la voz.

Estos trastornos no deben confundirse con el trastorno autista, retraso mental, déficits sensoriales, privación sensorial grave y mutismo selectivo.


Abordaje terapéutico

En este tipo de trastornos es necesaria una identificación temprana para intervenir cuanto antes y aumentar las posibilidades de éxito. También es necesaria una evaluación individualizada para detectar puntos fuertes y débiles del niño y adaptar el tratamiento que debe ir dirigido a mejorar las estrategias de comunicación y las relaciones sociales, para ello es imprescindible aumentar la comunicación verbal y la no verbal. El psicólogo también debe trabajar otros aspectos como la baja autoestima, para fomentar una comunicación más segura en el niño, o problemas de comportamiento y a la vez se requiere un trabajo con la familia, pues ayuda a disminuir tensiones y a comprender el problema.

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies