Como padres se quiere lo mejor para sus hijos, y uno de los puntos en los que los padres y madres tienen mayor preocupación es que sus hijos e hijas tengan una buena autoestima.

¿Qué es la autoestima?

Quizás la respuesta más conocida sea la de quererse a uno mismo. Pero ello, lleva muchas otras connotaciones;

  • Sentirse capaz de superar retos
  • Aceptarse tal y como es
  • Saber valorar sus capacidad
  • Saber adaptarse a las diferentes situaciones

¿Cómo fomentar la autoestima?

  • Uno de los puntos más importantes para aumentar y mantener la autoestima de los hijos e hijas es el tiempo de calidad que se pasa con ellos/as. El tiempo es esencial y no podrá ser sustituido por nada. Así que se debe dedicar un tiempo especial para atender, compartir y disfrutar. Estos momentos pueden ser momentos de juego, preparar la cena, involucrarlos en tareas de la casa o salir a caminar juntos.
  • Permitir que pruebe y se equivoque, posteriormente le ayudaremos y le enseñaremos estrategias nuevas (que también probarán y ellos mismos/as valorarán)
  • Dar responsabilidades. Las responsabilidades se relacionan directamente con la autoestima, ya que a medida que los progenitores van creyendo en sus hijos, ellos también creerán en ellos mismos, se sentirán capaces y valorado en el ambiente familiar, una parte importante de la familia. Las responsabilidades se irán dando de forma paulatina y adecuadas a la edad, ya que si no fuera así podríamos crear el efecto contrario sobre la autoestima.
  • Valorar sus éxitos, reforzarlos y facilitar la ayuda mínima necesaria para que superen sus retos
  • Establecer límites claros y consistentes. Los niños tendrán una seguridad y la sensación de preocupación y miedos será menor, por lo que el bienestar y con ello la autoestima aumentará
  • Facilitar la expresión y gestión de emociones. La familia podrá hablar con total libertad de sus sentimientos y emociones, haciéndole entender a los niños que no existen emociones positivas ni negativas y que pueden expresarlas con total libertad y seguridad. Recordar que actuar como modelo será la mejor transmisión de los aprendizajes
  • Fomentar sus habilidades sociales y que disponga de una red de contactos en los que se pueda apoyar con total confianza
  • Cuando se valore una acción o se riña se debe de recordad que lo que no les gusta a los padres es la conducta, no el niño o niña, es decir, no diremos “eres un desastre”, diremos “no me ha gustado que hoy te hayas olvidado las llaves”

Si se detecta una baja autoestima es recomendable acudir a un psicólogo infantil para valorar y tratar de reforzar la autoestima, con unas pautas dirigidas a los padres y otras a los niños y niñas que acudan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies