logopeda de niñosLa etapa más importante en el desarrollo del lenguaje y su desarrollo general, es durante los primeros años de vida. Este es el tema que trataremos esta semana desde ISEP Clinic Jerez. Durante esta etapa en la que los niños se encuentran en pleno crecimiento y desarrollo, adquieren nuevas habilidades. La adquisición de estas es un proceso sensible ya que el espacio de tiempo es breve y las nuevas habilidades son muchas.

Además del área referente al lenguaje, los niños se desarrollan en otros aspectos tales como lo cognitivo, físico, emocional y social.

En primer lugar, hay que tener en cuenta, que cada niño tiene un ritmo de desarrollo diferente. Es normal que en unos se perciban un desarrollo más avanzado que otros. Al igual que se podrán observar aspectos más atrasados en unos y otros aun teniendo la misma edad. Por lo tanto, es muy difícil saber, comparando a nuestro hijo con otros niños, si es normal que todavía no hable, no balbucee o si su desarrollo del lenguaje es adecuado. Aunque sí que es importante el poder detectar cuanto antes si existe algún problema o no. Para que los problemas que puedan aparecer sean los menos posibles y sean atajados cuanto antes, es fundamental la intervención temprana de los mismos. Para obtener unos mejores resultados.

A continuación, intentaremos señalar algunos signos que nos deberían alertar ante la posibilidad de que nuestro hijo tenga algún problema en su desarrollo comunicativo.

Podemos resumir y citar algunas de las situaciones que podrían alertarnos:

-No reacciona a ruidos repentinos.

-No muestra interés por el entorno.

-Evita el contacto ocular.

-No sonríe socialmente o no responde a la sonrisa de su madre.

-No tolera los cambios y tiene rabietas muy frecuentemente.

-Tiene movimientos extraños o repetitivos: andar de puntillas, balancearse, golpearse la cabeza,…

-Tartamudea durante un periodo largo de tiempo.

-Presenta frecuentemente disfonías (llamadas afonías de forma coloquial).

Por otro lado, cabe destacar algunas pautas que podemos llevar en nuestro día a día con nuestros hijos. Esto ayuda a que el desarrollo lingüístico y comunicativo sea el más óptimo posible.

-Hablar al niño tan a menudo como sea posible. Este hecho ayuda en el desarrollo y en la estimulación comunicativa del niño.

-Realizar acciones conjuntas, interactivas, en equipo. La interacción con el niño es un pilar fundamental en su desarrollo. Conseguiremos que se desarrolle su capacidad social. En estas actividades también es recomendable ayudar a que el niño aprenda a respetar los turnos. El juego sin duda es una vía perfecta para llevar a cabo estas pautas.

-Hablar y comentar lo que se está haciendo en el momento sirve de gran ayuda para mantener el intercambio comunicativo y, como se indicó antes, usar adecuadamente los turnos de palabras.

-Por supuesto, otra pauta importante es la de hablar despacio y de forma clara. Sin duda alguna, es recomendable en caso de que la producción del niño en algunos casos no sea correcta, presentar la forma adecuada, pero siempre, sin forzar la corrección.

Estas medidas pueden llevarse a cabo tanto en casa como en el colegio, pero en muchos de los casos también es necesario que intervenga de forma directa un profesional para trabajar de la manera más óptima y obtener los mayores avances posibles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies