relajación niñosEs habitual que a los niños les cueste mucho irse a la cama y conciliar el sueño. Tienen tantas ganas de vivir y disfrutar que nunca es un buen momento para parar, y los adultos creemos que si están activos y en movimiento hasta justo antes de dormir caerán rendidos en la cama. Nada más lejos de la realidad. Los niños y adolescentes, al igual que los adultos, necesitan un momento previo de tranquilidad y relajación que les ayude a pasar del estado de vigilia y actividad al de reposo y sueño.

ANTES DE IR A DORMIR.

Antes del momento de dormir es necesario crear el ambiente adecuado. Tu hijo ha aprendido las rutinas que anteceden al sueño, y el baño es una de las que más le van a relajar. Intenta que este momento sea tranquilo, puedes aprovechar para hablar de cosas agradables del día.

La cena debe tomarse al menos una hora antes de que se vaya a la cama, y recuerda que hay alimentos que ayudan a inducir el sueño como la leche, los huevos, el pescado, etc.

No son recomendables los juegos movidos y mucho nivel de actividad a última hora de la tarde, ni ver la tele antes de dormir. Actividades como pintar mandalas, moldear plastilina o leer son actividades que ayudan a los niños a relajarse.

Avisa a tu hijo 15 minutos antes de que ha llegado la hora de descansar, para que tenga tiempo de terminar lo que estaba haciendo y prepararse. Si os habéis enfadado, haced las paces antes de meterse en la cama.

EJERCICIOS DE RELAJACIÓN

La relajación tiene muchos beneficios para los niños y adolescentes, tanto a nivel físico como psicológico, pero la relajación adulta propuesta a los niños puede resultar pesada y aburrida. Los niños se mueven en el mundo a través del juego, así aprenden y se desarrollan. Nuestros hijos podrán beneficiarse de las estrategias de relajación para conciliar el sueño, si logramos transmitirlas en forma de juegos y actividades agradables.

  • El plumero: esta es una buena actividad si los niños están muy activados. Se coloca el niño boca arriba, y con un plumero o rodillo de masaje o cualquier objeto que permita caricias, se va relajando.
  • El globo: debemos invitar a los niños a que se conviertan en globos, para ello deberán hincharse y deshincharse cuando le debemos una señal. De esta forma les estaremos enseñando técnicas de respiración eficaces. Es fundamental que además de los pulmones, llenen de aire su barriga. Le indicaremos que coloquen su mano en la barriga para que note como se hincha cuando coge aire.
  • La escalera: con los ojos cerrados, tu hijo deberá visualizar una escalera que bajará peldaño a peldaño. Cuando está al principio de la escalera no está relajado, pero con cada peldaño, la relajación será mayor. Podemos explicarle que el final va a encontrar una habitación llena de almohadas o plumas o algo suave donde puede estirarse y relajarse.
  • Imaginación visual: construir juntos un lugar relajante con todo detalle. Hablar de cómo es, cómo huele, qué cosas hay, qué sonidos se escuchan… Esta técnica podrás usarla en otros momentos que tu hijo esté enfadado o ansioso, recordándole como se siente en su “lugar tranquilo”.
  • Risas: reírse es uno de los mejores calmantes, ya que cuando nos reímos mucho, nuestro cuerpo se siente muy relajado. Prueba en buscar formas de reír y disfrutar juntos antes de dormir.
  • Tortuga: nos permite trabajar con movimientos lentos de brazos y piernas. Le podemos explicar un cuento cuyo protagonista sea una tortuga que pasea por un bosque y cuando se encuentra con una amenaza tiene que meter la cabeza en el caparazón. De esta manera estaremos enseñándole a ejercitar la tensión muscular en cuello y hombros para, después, relajarlos y volver a caminar tranquilamente.
  • Test del spaghetti: con este ejercicio pretendemos que el niño sea consciente de la tensión de sus músculos y poder modificarlo. Para ello, debemos decir a los niños que atiendan a aquellas fibras de su cuerpo que están como un spaghetti duro, que se centren en ello y que lo conviertan en spaghettis cocidos, bien blandos y flexibles.
  • Robot/muñeco de trapo: En primer lugar, le diremos al niño que debe actuar como si fuera un robot, con movimientos rígidos y músculos muy tensos. A continuación le daremos una señal visual o auditiva para que deje de tensar los músculos y se convierta en un muñeco de trapo, es decir, abandonará la rigidez y pasará a un estado más blando.
  • Ejercicios de tensión-distensión: estos ejercicios están indicados para preadolescentes y adolescentes. Pídele a tu hijo que se imagine que le estiran de las extremidades y cuando esté en el punto máximo se sueltan de golpe, concentrándose en la sensación agradable que recorre sus músculos. También le puedes animar a que contraiga y relaje los brazos y las piernas.
  • Focalización en sensaciones corporales: al igual que la técnica anterior, está indicada para adolescentes. Se trata de imaginarse los brazos y las piernas pesados o calientes, el corazón fuerte, tranquilo, etc. de forma que se va induciendo un estado de relajación y bienestar.

 

POR ÚLTIMO…

Recuerda que para que tu hijo esté relajado, es fundamental que tú estés tranquilo. Es importante que tu tono de voz, tus movimientos y tu comunicación no verbal sean también relajadas.

Si  quieres hacer estos ejercicios de relajación pero tu hijo está muy nervioso, espera un poco.  Utiliza ejercicios previos como sacudirle suavemente las piernas y los brazos para inducir una relajación muscular o comienza con el ejercicio El Plumero. Esto evitará generar estados de frustración en ti y en tu hijo.

Las sesiones de relajación con los niños a cualquier edad deben ser cortas ya que suelen dispersarse con facilidad. Si ves que en medio de un ejercicio el niño se desconcentra, intenta cambiar el ejercicio.

La relajación con niños, igual que con adultos, no se aprende de un día para el otro, debes tener paciencia y empezar cuanto antes para que el niño se vaya habituando.

Para más información sobre cómo conseguir relajar a tus hijos antes de ir a dormir ponte en contacto con nosotros en ISEP Clínic Málaga.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies