Regala libros, cualquier día es bueno para aparecer por casa con uno bajo el brazo; no tenemos que esperar a una fecha señalada. Envolverlo con papeles atractivos y entregarlo como un regalo especial, hará que el niño relacione los libros con experiencias positivas, animándole a seguir leyendo en el futuro. No olvidemos que la imposición no sirve de nada a la hora de fomentar el hábito de lectura.
Al igual que el juego, la lectura es una de las actividades más provechosas para el desarrollo cognitivo durante la infancia. Ya sea a través de la escucha o leyendo de forma autónoma, ayuda a identificar sentimientos, comportamientos y emociones, a conocer valores beneficiosos para la convivencia, así como a estimular la atención, la concentración y la memoria.
Estudios neurológicos muestran que la corteza cerebral de ambos hemisferios se activa de forma notoria cuando la lectura se realiza en voz alta.Trucos de lectura

¿Cuáles son los beneficios de la lectura en voz alta?
1. Resulta más fácil para los niños identificar la acentuación correcta, reconocer los signos de puntuación y su funcionamiento (pausas en comas y puntos, cómo suena una interrogación o una exclamación, etc.).
2. Los niños aprenden a reconocer su propia voz y a experimentar con ella a través de la entonación (aguda o grave, gutural, nasal, vibrante…), y la pronunciación de palabras.
3. Ayuda en la comprensión lectora y en la percepción auditiva.
4. Se fomenta escuchar a los demás.
5. Mejora la expresión oral, gracias a la ampliación de vocabulario.
6. Llegado el momento, también facilitará la expresión escrita.
7. Cultiva la autoestima y la empatía, tanto al superar objetivos como al identificarse con los personajes de las historias y sus peripecias.
8. Consigue que se lea con más soltura, imprimiendo velocidad en la dicción.
9. El niño identifica y expresa mejor sus emociones y actitudes.
10. Ayuda a detectar errores y corregirlos con mayor facilidad que la lectura silenciosa.
11. Fortalece las relaciones sociales con familiares, educadores, compañeros, amigos…
12. Promueve el interés y el gusto por los libros.
13. Enriquece las capacidades lingüísticas del niño y pone las bases de una buena ortografía y construcción gramatical del lenguaje.
14. El niño adquiere la costumbre de expresarse en público, evitando la vergüenza de verse expuesto.

La lectura en voz alta tiene una función comunicativa de naturaleza colectiva donde intervienen los órganos de fonación junto a los de la vista y el oído, siendo un tipo de lectura más completa que la lectura silenciosa, que es más interpretativa.

Es importante que esta lectura sea fomentada. Teniendo en cuenta los gustos y necesidades del niño, hay que escoger libros adecuados para cada edad con títulos atractivos. El niño sentirá curiosidad por saber qué historia se esconde detrás. Podemos animarle a que lea en voz alta delante de hermanos pequeños, abuelos, después de merendar o antes de ir a dormir… Si la lectura se quiere hacer en familia, es recomendable alternar la lectura de páginas, de manera que el niño lea una página y un adulto la siguiente. Si la lectura se realiza en grupo, cada niño puede ser un personaje de la historia, interpretando un rol diferente. Podemos grabarlos en audio. A nosotros nos servirá para comprobar errores, y a ellos les encantará oírse.

La lectura les permitirá fijar y adquirir nuevo vocabulario, sostendrá su atención, desarrollará su comprensión, pero, sobre todo, les concederá el conocimiento de mundos nuevos y fantásticos abriéndoles la puerta de la imaginación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies