dia-mundial-alzheimer-2016El momento en que a un familiar le dan la noticia de que su padre o madre padece la enfermedad de Alzheimer es un momento de ansiedad y de miedo. Las dudas aparecen y es fácil preguntarse ¿qué puedo hacer? Es un momento de crisis en el que es importante armarse de valor y utilizar todos los recursos e información disponible al alcance para poder encontrar apoyos que le permitan poder avanzar en éste proceso.Por ésto tenemos que ser conscientes de los cambios que se van a ir produciendo en nuestro familiar para poder ir actuando en consecuencia. La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa de las células cerebrales que se caracteriza por la evolución lenta y progresiva de síntomas. En una primera fase suele producirse pérdida de memoria y desorientación. Posteriormente se va deteriorando la fluidez en el lenguaje, aparecen dificultades para vestirse y para realizar actividades cotidianas. Por último, en fases avanzadas la persona no puede valerse por sí mismo.

A nivel de personalidad aparecen síntomas como ansiedad, depresión, angustia o agresividad acompañados de mutismo, incontinencia y no es capaz de reconocer las caras de sus allegados.

El papel de la familia es fundamental para mejorar la calidad de vida del enfermo. Por ello, es muy importante tener un buen trato con él, no discutir frecuentemente ni recordarle todo lo que no puede o no es capaz de hacer, ni angustiarnos cuando no pueda dejar de realizar cierto tipo de conductas repetitivas. A lo largo de proceso de la enfermedad se van a ir produciendo una serie de cambios a los que hay que ir adaptándose. Es importante buscar soluciones a todos éstos cambios siendo conscientes de las características particulares de éste tipo de enfermos.

¿Qué puedo hacer?

Algunos consejos importantes para los cuidadores de enfermos de Alzheimer, que les van a ayudar a llevar mucho mejor el proceso de ésta enfermedad, y que hay que tener muy en cuenta son:

Es importante buscar apoyos que nos permitan poder tener momentos de descanso para nosotros. No lleves la carga tú solo.
Existen asociaciones especializadas donde encontrarás información sobre el proceso de la enfermedad y donde podrás estar en contacto con personas que estén pasando la misma situación. Es importante saber que no estás solo.

Busca momentos para ti, despéjate y toma tiempo libre para tus intereses y aficiones. Si tú te cuidas le podrás cuidar mejor.
No descuides tu red social. Es importante tener amigos y familiares con los que compartir tus vivencias.
La positividad y el estado de ánimo es fundamental para poder abordar las fases por las que va a ir avanzando la enfermedad. Si no te encuentras bien busca ayuda.

Las rutinas son importantes no solo para el enfermo de Azheimer sino también para ti. Es fundamental cuidar los horarios de alimentación y descanso. Llevar una vida activa te ayudará a estar en buena forma física y tu cuerpo te lo agradecerá con mayor energía y vitalidad.

El cuidado del familiar es de vital importancia pero de igual modo la ayuda de profesionales especializados en estos casos resulta fundamental para poder abordar de forma positiva los cambios que se van a ir produciendo a lo largo del desarrollo de la enfermedad. En ISEP Clínic Granada estamos a tu disposición y contamos con especialistas que te pueden ayudar a mejorar tu calidad de vida y la de tu familiar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies