Trastorno de Movimientos Estereotipados

¿Realiza movimientos con las manos repetidas veces? ¿Parece que lo hace sin darse cuenta? ¿En ocasiones balancea todo el cuerpo? ¿A veces realiza movimientos repetidos con los que puede hacerse daño? ¿Se muerde a sí mismo? ¿Se da cabezazos contra la pared? ¿Se golpea a sí mismo? ¿Le afecta en las actividades diarias? ¿En ocasiones necesita tratamiento médico para las lesiones que él mismo se provoca? ¿Lleva al menos 4 semanas con estos comportamientos?


Descripción del trastorno

Es un comportamiento motor repetitivo y normalmente rítmico, que suele darse de forma impulsiva y no tiene una función clara. Entre los movimientos estereotipados encontramos algunos que son autolesivos y otros que no lo son, lo que ayuda a especificar el tipo de trastorno. Entre los diferentes movimientos podemos encontrar conductas de agitación de manos, balanceo del cuerpo, dar cabezazos, morder cosas o a uno mismo o golpearse el propio cuerpo. Para poder diagnosticarlo debe afectar a las actividades diarias o deben producirse lesiones en el cuerpo por el propio niño que necesitan de tratamiento médico y además debe darse durante al menos 4 semanas. Este trastorno generalmente se asocia con retraso mental, cuanto más grave es el retraso mayor riesgo de conductas autolesivas puede realizar el niño. También es habitual asociarlo a déficits sensoriales graves de la vista y la audición y es frecuente encontrarlo en niños que reciben poca estimulación, principalmente aquellos que viven en instituciones por no tener familia que los pueda atender. Suele derivar en aislamiento social, pues los demás niños le rechazan por el tipo de conductas desagradables y extremas que realiza.

Se debe diferenciar del retraso mental, otros trastornos generalizados del desarrollo, del trastorno obsesivo-compulsivo, de tics motores complejos, de la conducta exclusiva de arrancarse los pelos (tricotilomanía), de autolesiones premeditadas en trastornos psicóticos y de movimientos autoestimulantes en niños pequeños propios del desarrollo.


Abordaje terapéutico

En primer lugar es necesaria una evaluación para valorar las estereotipias e identificar qué factores son responsables de su mantenimiento, pues en función de éstos se elegirá el tratamiento más conveniente. En cuanto a la familia o personas allegadas deben recibir instrucciones de cómo actuar ante las conductas del niño y entender el problema para que no se generen emociones negativas. Con terapia conductual se pretende reducir o eliminar los movimientos estereotipados y se consigue por un lado castigando la conducta problemática y por otro reforzando aquellas que son socialmente deseables o aquellas que son incompatibles con los malos comportamientos. Las técnicas aversivas se ha demostrado que son útiles para reducir e incluso eliminar conductas autolesivas y existen varias como la “sobrecorrección” que sirve para compensar el daño realizado, el “tiempo fuera” aislándole durante un tiempo, el “costo de respuesta” que consiste en retirarle algo que resulta agradable para el niño y las reprimendas verbales entre otras.

Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies